En el baloncesto de Uruguay, nadie ganó ni seguramente ganará tanto como el ‘viejo Sporting’

En el baloncesto de Uruguay, nadie ganó ni seguramente ganará tanto como el ‘viejo Sporting’ como muchos lo llaman hoy en día. El FIBA AmeriCup 2017 le brindó a los visitantes la oportunidad de descubrir uno de los clubes con más tradición en el mundo.
Sus éxitos no sólo se quedaron en el plano local, sino que fue campeón Sudamericano en dos ocasiones (1956 y 1958). Pero lo mejor estaba por venir ya que en 1965 logró el título más importante nivel de clubes para su país; fue campeón Intercontinental tras vencer a Real Madrid en la final, en un plantel capitaneado por Atilio Caneiro.
Esas épocas de logros parecían no terminarse. En 1985 logró su último Federal, con los hermanos Carlos y Marcelo Peinado , Gerardo Jauri y Ramiro Cortez como figuras de un plantel dirigido por Ramiro De León.

¿QUÉ PASÓ CON EL EQUIPO MÁS LAUREADO DEL URUGUAY? 

En 1989, el presidente Jorge Couture junto a los miembros de la directiva pensaron en el crecimiento social y aceptaron la fusión con el Club Defensor. Ambos equipos situados en los barrios contiguos de Parque Rodó y Punta Carreras buscaban ser una potencia a nivel social y deportivo. Defensor marcaba su historia dentro del fútbol uruguayo, y bajo la presidencia de Eduardo Arzuaga apuntaba a más.
Así se creó el Defensor Sporting Club, siendo campeón en 3 oportunidades. El Federal 2003, y las Ligas Uruguayas 2003 y 2009 formaron parte de sus nuevas conquistas.
De todas, las viejas glorias de Sporting sintieron que algo se quebró.
Carlos Peinado, referente del baloncesto local es uno de los jugadores oriundos de la institución: “Respeto la fusión con Defensor; pero siento que Sporting ya no es el mismo. Entiendo el sentido y lo que se buscó, pero el club en el cual me crié y jugué no existe más”. Por el mismo camino va el mismo Atilio Caneiro, capitán del título internacional, que no siente identificación con esta alianza.

LA CANCHA, SU EMBLEMA 

Situada en la calle 21 de setiembre, a pasos de los juegos infantiles emblemáticos del Parque Rodó, la cancha de Sporting Club sigue siendo un punto de referencia en el barrio.

Sporting jugó hasta el día que se fusionó, pero en 1995 se decidió cambiar y pasar su localía al gimnasio cerrado de la calle Jaime Zudañez. Jorge Couture, hijo del presidente de la institución en el momento de la fusión, explicó lo que pasó: “El club apuntaba a lo social y hasta el día de hoy lo hace. Ese lugar quedó reservado para los socios y por eso se decidió jugar en el gimnasio cerrado. Es verdad que ya la fusión había costado y ese hecho marcó más. La idea siempre fue clara para no perder las raíces y por eso por ejemplo en fútbol se juega con la camiseta de Defensor y en basquetbol con la de Sporting. Pero seguro que la mudanza marcó un momento clave”.
Esa cancha abierta es al día de hoy un símbolo. En Uruguay, durante febrero y marzo, el carnaval toma un lugar de privilegio en la atención de los espectadores.  Sporting nunca estuvo ajeno a eso y en 1984 decidió abrir un “tablado” para recaudar y poder sostener el equipo en lo deportivo. Casi 5 mil personas completaban el escenario todas las noches de verano escuchando murga y eso permitía recaudar para tener equipos altamente competitivos.
A pesar de la fusión, el escenario (tablado) siguió funcionando hasta el 2016. Fueron 32 años donde el barrio volvía a palpitar con otra pasión, dejando el basquetbol de lado por el carnaval.
Esa cancha, ese lugar, sigue siendo hasta el día de hoy, punto de encuentro de viejos hinchas, dirigentes y jugadores de Sporting. Asado mediante, todos los primeros jueves de cada mes, se reúnen para recordar viejos tiempos y sentirse orgullosos de un club que seguirá por mucho tiempo siendo el más laureado del Uruguay.Fuente: FIBA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *